El diagnostico energético detecta fallas funcionales que todavía no son demostrables con los exámenes auxiliares convencionales.  Además del examen clínico  energético, en Homeoderma realizamos dos exámenes energéticos auxiliares:

  • La Electroacupuntura (EAV), diagnóstico sistémico por medición bioeléctrica de puntos de acupuntura en la piel .
  • La Aurículo diagnóstico y terapia, o aurículopuntura, que es una variante de la acupuntura.

ELECTROACUPUNTURA según R. Voll (EAV)

Diagnóstico sistémico por medición bioeléctrica de puntos de acupuntura en la piel

La EAV es un método de diagnóstico complementario a la anamnesis clínica convencional. La EAV o diagnóstico sistémico, permite mediciones dando una visión individualizada en los procesos fisiológicos de los órganos internos de los pacientes a través de los canales de acupuntura. Consiste en la medición de la resistencia eléctrica de los puntos de acupuntura sobre la piel. Los puntos de acupuntura en su conjunto están ubicados en el cuerpo sobre diversas líneas energéticas no visibles, llamados canales o meridianos de acupuntura.

bioenergia diagnostico

El método de la EAV combina varios métodos de diagnóstico:

Reinhold Voll médico alemán fue quien creó y sistematizó este método de diagnóstico. Es una técnica que engloba la utilización de: – Electrónica moderna: el aparato de electro-acupuntura de Voll. – Diagnóstico y anamnesis clínicas tradicionales. – Acupuntura china tradicional. – Homeopatía y toda la gama de medicamentos y remedios afines. – La farmacología. – La Bioenergética del organismo humano.

Qué hacemos con la EAV:

  1. Ubicación eléctrica de los puntos de acupuntura.
  2. Diagnóstico funcional orgánico en el organismo vivo.
  3. Diagnóstico energético general del organismo.
  4. Diagnóstico energético de enfermedades orgánicas incipientes y la instauración de medidas profilácticas.
  5. Permite instaurar una medicación terapéutica y controlar la eficacia de la misma.

Otra forma de Diagnóstico que usamos:

AURICULO DIAGNOSTICO Y TERAPIA

La Auriculopuntura es una variante de la acupuntura, en la cual se coloca agujas en ciertos puntos en la oreja para la prevención y tratamiento de enfermedades. Existen registros de este método en la medicina tradicional china, en el libro Neijing (500-300 años a.C.) y en otros documentos médicos de las dinastías subsiguientes. Hipócrates (siglo V a.C.) padre de la medicina actual, utilizaba la oreja con fines terapéuticos. Paul Nogier,medico e investigador frances en el año 1.951 describe y desarrolla ampliamente las variadas posibilidades terapéuticas a través del pabellon auricular y redescubre la somatopía en la oreja ( una representación funcional de la totalidad del cuerpo entero en el pabellón auricular).En el año 1.966 Paul Nogier y su hijo, el Dr. Rafael Nogier, desarrollan una disciplina orientada al diagnóstico, que denominan Auriculomedicina. En latino america se desarrolla gracias al Dr. Jorge Carbajal posada de Colombia,quien fue discípulo directo del Dr. Nogier.

Indicaciones:

P. Nogier, J. Carbajal y diversos autores, refieren muchas aplicaciones de la Auriculomedicina, pero coinciden en que donde mejores resultados se obtienen es en las siguientes situaciones:

  • Dolor de cabeza.
  • Lumbago
  • Dolor agudo músculo esquelético (huesos, músculos, tendones, nervios, articulaciones, tejido celular subcutáneo y conectivo, fascias,) posterior a traumatismos, deportivos, laborales, accidentales.Rápidos resultados.
  • Dolor post-cirugía inmediata, con terapia neural: O bien en dolores crónicos en cicatriz quirúrgica u otros dolores reflejos con punto de partida en dicha cicatriz.
  • Neuralgias: Ciática, trigémino, cervico-braquialgia, neuralgias intercostales,neuralgia post-herpética, dolor neuropático, meralgia parestésica.
  • Alergias: Rinitis alérgicas, asma bronquial, eccema atópico. Afecciones diversas de la Piel: acné, rosácea, psoriasis entre otras.

Contraindicaciones:

  • En embarazo.
  • No se realiza luego de: comidas muy abundantes, ejercicios violentos, hemorragias importantes, ayunos prolongados. Si el diagnóstico médico presuntivo, es de urgencia quirúrgica. Somatopía Auricular: Somatopía es una correspondencia funcional de una determinada zona corporal con un área muy pequeña en el pabellón auricular. La Somatopía auricular tiene una correspondencia con la de otras partes como la del homúnculo de Penfield en el área pre-rolándica del cerebro humano, la palmar y plantar. Desde la oreja se tiene comunicación con todo el organismo a través del sistema nervioso central y de los canales de acupuntura.
  • La medicina tradicional china considera que la oreja no es un órgano aislado, sino un órgano en íntima relación con los canales, colaterales y órganos, y es una parte del cuerpo que constituye un todo orgánico. El Neijing dice que el qi y xue, la energia de los doce canales de acupuntura y sus 365 colaterales ascienden a la cara y al cerebro, y sus ramas llegan a la oreja manteniendo así la función auditiva normal. Para la inervación (nerviosa) de la oreja convergen El Nervio aurículo-temporal o auricular posterior, de la 3ra. Rama (maxilar) del Nervio Trigémino. La rama auricular del Nervio Vago o cardio-neumo-enterico-renal. El gran nervio auricular (correspondiente al segmento neural C1 y C2), rama del plexo cervical. Los vasos sanguíneos también traen y llevan informaciones del sistema nervioso simpático.

Detección de puntos:

Pueden localizarse con un palpador especial. También se utiliza un detector eléctrico.

Técnicas de estimulación:

La acupuntura es lo más frecuente y por lo general lo más eficaz. Con agujas muy delgadas personales que se introducen a menos de ½ cm de profundidad en el punto seleccionado. Se la puede dejar colocadas entre 10 a 30 minutos. En niños se puede hacer el micro masaje de los puntos con un bastoncito de punta roma. También pueden producirse estímulos en el pabellón auricular con: láser, pequeñas inyecciones de medicamentos homeopáticos, pequeñas corrientes eléctricas (electro acupuntura). Otras veces se pueden dejar pequeñas agujas de retención o unas pequeñas esferas o semillas metálicas adheridas con un autoadhesivo, durante 1 semana o más día. Según sea lo más conveniente para el paciente, en cada caso se usara una modalidad.

Frecuencia o ritmo de sesiones:

En casos muy agudos o recientes se puede hacer puntura 1 vez por día hasta su curación o alivio. En casos crónicos se pueden tratar cada 3 o 4 días. En dolores articulares por artrosis se puede hacer puntura cada 7 días.